https://www.facebook.com/pages/Grupo-de-autoayuda/1577796695791144 Rescata y amar a tu niño interior --> Y añadir algo de CSS:

viernes, 9 de enero de 2015

Rescata y amar a tu niño interior

DIA DEL PADRE (79)Es el niño interior  el que siente ansiedad y pánico, no el adulto. Si sanamos las heridas de nuestro niño interior, sanaremos  los ataques de ansiedad que hacer y la solución.

Cuando analizamos nuestras vida y los problemas, o la forma “desequilibrada” como avanza nuestra vida debido a ataques de ansiedad que hacer para pararlos, por lo general acostumbramos a decirnos a nosotros mismos que tememos mala suerte, que algo o alguien más son los responsables de nuestras penas y dolores, o en el peor de los casos nos culpamos y sentimos la dañina auto compasión.

De hecho estamos acostumbrados a ver la vida como un acto del azar y del cual no tenemos control absoluto de los acontecimientos que pasan en nuestras vidas. Culpar a otros o las circunstancias para sentirnos fatales cuando las cosas no van según lo previsto, es el pan de cada día para lagunas personas que sufrimos de ataques de ansiedad y no sabemos qué hacer.

Pero alguna vez te has preguntado ¿y si todo lo que me acontece y sucede proviene de dentro de mí mismo? ¿Y si todo lo que  me ocurre bueno o malo es en última instancia mi propia creación? ¿Y si una parte de mi está siendo controlada en un nivel muy profundo de mi subconsciente? ¿Y si dentro de mi subconsciente esta un niño tierno y pequeño, ese niño que una vez fui, y que probablemente esta solo asustado, angustiado y temeroso?, y es el que provoca los ataques de ansiedad que hacer, para terminarlos.

Ame a su niño interior y libérese de las heridas del pasado.


Según investigaciones serias que se han hecho al respecto, es cada vez es más evidente para psicólogos, terapeutas, y sanadores que el niño interior tiene una influencia preponderante sobre nuestras vidas y de lo que nos ocurre como adultos ya sea  bueno o malo. Esta parte, a pesar de vivir en nuestra mente subconsciente, es una parte viva consciente que está manejando nuestras vidas querámoslo o no.

Ponernos en contacto con nuestro niño o niña interior y sanar las heridas emocionales que fueron causadas por padres, adultos, maestros o algún familiar es la mejor manera de enfrentar los ataques de ansiedad que hacer para solucionarlos.

Rescatar a nuestro niño o niña interior significa transformar nuestra programación emocional, curar las heridas que se produjeron cuando éramos niños y que se han quedado allí estancadas hasta el día de hoy, originando los diferentes problemas de ansiedad en nuestro actual  mundo como adultos.

Ese continúo  combate contra la depresión, la ansiedad, los sentimientos de pánico, fobia social, pensamientos críticos y de muerte, los problemas con la comida, el miedo a la intimidad son más que evidencia. Todo esto es provocado por tú niño o niña interior, que aún no ha sido sanado y te llama a gritos para que le auxilies y le sanes. Te quiere de  vuelta para que el des  un abrazo, él o ella quiere que lo escuches y lo ayudes, quiere tu amor y tu compasión.

Puede ser un problema de relaciones o de pareja, problemas físicos o una enfermedad, sentimientos de baja autoestima  o falta de confianza en sí mismo, pueden ser problemas de dinero, problemas de  sobrepeso o anorexia, un trastorno alimentario, un miedo irracional. Todos estos problemas se rigen por el niño interior en algún nivel. Cada tema es un mensaje que su niño interior le envía para  que lo entienda, un mensaje que te dice algo sobre tu pasado que aún no has resuelto.

Algo que paso en su infancia y que todavía está rebotando en su vida como adulto, y te mantiene atado, creando patrones de comportamiento inútiles, creando sentimientos dolorosos, generando ataques de ansiedad. Todo absolutamente todo está relacionado con tu ser interior tu niño o niña
Todos en mayor o menor grado hemos sido vulnerados física o emocionalmente en nuestra infancia, nuestro niño o niña interior herido crece, atraviesa una adolescencia difícil y muchas veces traumática, convirtiéndose en un adulto angustiado temeroso ansioso , lleno de miedos, de culpa y de violencia hacia sí mismo o hacia los demás.

No podremos llegar a ser adultos felices y sanos emocionalmente, si no tomamos el valor y el coraje de salvar y rescatar a nuestro niño o niña interior, reconocerlo, sanarlo, amarlo, ya que es la base de nuestro ser emocional, y está en el centro de todos nuestros sentimientos. Comprenderlo cabalmente nos va a ayudar a entender los ataques de ansiedad que hacer para solucionarlos.

Ejercicio Para Sanar A Nuestro Niño O Niña Interior


Intenta imaginarte cuando eras un niño o niña de 4, 6 u 8 años, trata de visualizar como eras físicamente a esta edad, si sientes que te cuesta trabajo, evocar estos recuerdos, mira una foto de esa edad, y capta todos los detalles lo más precisos que puedas.

Intenta hacer este ejercicio de visualización. Imagínate como eras en tu colegio de kínder, o talvez solo o sola en tu habitación jugando, trata de evocar esos episodios de tu niñez con el mayor detalle que puedas, el color de las paredes, los adornos , los muebles , que era lo que más te gustaba, tus juguetes, tu ropa, etc.

Cuanto más detallados sean esos recuerdos de tu infancia, mejor será el efecto del ejercicio en tu acercamiento hacia tu niño o niña interior. Recuerda que talvez tu niño o niña este solo asustado y muy temeroso. Ahora intenta como adulto entrar en esa habitación donde está tu niño o niña, abre la puerta y míralo, obsérvalo, talvez esta cabizbajo, muy asustado, y solo en un rincón.

Ahora en la habitación estas tu como el adulto que eres acompañado por el niño o niña de tu infancia, trata de conversar con él o ella, intenta tomarle de la mano, talvez no te quiera escuchar porque le has dejado solo  y abandonado todo este tiempo.

El  poder del amor para sanar heridas.

Aproxímate a ese niño angustiado, herido,  sensible, y temeroso, háblale, y escúchalo, y dile que te perdone por dejarlo todo este tiempo solo y abandonado, abrázalo, enjuga sus lágrimas, y prométele que no le volverás a dejar solo, siente en tu corazón como lo proteges y lo mimas.

Intenta jugar con él o ella, recuerda tu risa espontanea, ríe con él, permite que surja su espontaneidad. Imagina yendo con tu niño interior a donde te plazca, vuélvete su cómplice, su compinche, complácelo escúchalo, amalo, pues eres tú mismo, y de la relación que establezcas con él,  tu vida cambiara, y por fin podrás terminar con los Ataques De Ansiedad Que Hacer para solucionarlos.

Personalmente, comprender este hecho me ha ayudado a combatir la ansiedad en mi vida, le sugiero que investigue más al respecto, incluya meditaciones enfocadas a liberar al niño interior. Este niño interior que llevamos dentro, – y que por no entenderlo – provoca todos los desajustes emocionales que sufrimos como adultos, incluidos los ataques de ansiedad.