https://www.facebook.com/pages/Grupo-de-autoayuda/1577796695791144 Grupo Autoayuda --> Y añadir algo de CSS:

domingo, 14 de enero de 2018

¿Cómo puedo notar que empiezo a sufrir ansiedad?


Si no te ríes a menudo, si ya no disfrutas el sol, son las tres de la mañana en tu casa, todos están durmiendo menos tú, volteas hacia un lado de tu cama luego para el otro y nada parece funcionar ,así que no duermes bien .La noche debería ser una oportunidad para recargar las pilas pero no consigues descansar bien .

Tienes una angustia que no podrías describir en palabras, si alguien te dijera ¿Exactamente qué te pasa por que estas triste? muchas veces no sabrías que decir porque es algo que no canalizaste no resolviste de tu pasado, paso al olvido pero queda latente y aparece a través del síntoma .

En otras ocasiones puedes tener bien definido aquello que te produce angustia.

Es importante saber que los síntomas se vuelven mas fuertes cuando no escuchas tu cuerpo que te esta diciendo que pares y lo atiendas y si no lo haces aparecen nuevos síntomas y son : Taquicardia, palpitaciones, opresión en el pecho, falta de aire, temblores, sudoración, molestias digestivas, náuseas, vómitos, “nudo” en el estómago, alteraciones de la alimentación, tensión y rigidez muscular, cansancio, hormigueo, sensación de mareo e inestabilidad. 
                                           Psicologa Social :Lucia Alegre

SI ESTAS TRISTE


Si estas triste y no encuentras ese ángel que te ilumine, se tú la luz para otro .No tendrás una gran luz para compartir pero esa pequeña luz se cargará a medida que ayudes.
No se cómo funciona pero sé que al ayudar lejos de utilizar tus recursos generas más. Psicóloga Social Lucia Alegre 

jueves, 11 de enero de 2018

Ley del Retorno

 
Fidelidades o Lealtades Familiares Invisibles 

 Te has preguntado alguna vez ¿Por qué en algunas familias a todos o a la mayoría de los integrantes de esa familia les sucede lo mismo o situaciones parecidas?, esto posiblemente se deba a que tienen una fidelidad o lealtad Familiar invisible con el sistema familiar.


Se le llama fidelidad o lealtad invisible a todos esos códigos inconscientes que hemos heredado de algún ancestro de nuestro árbol genealógico (Transgeneracional) o de algún familiar de nuestro núcleo familiar directo. Este código nos impulsa a repetir alguna conducta, patrón o situación vivida en el sistema familiar de forma inconsciente sobre la cual no tenemos ningún control.


No importa si conociste a ese familiar o no, si ya murió o si sigue vivo, si tuviste contacto o no, o si sabes cómo fue su vida o no. La fidelidad o lealtad familiar hacia ese familiar te impulsa a repetir varias o algunas de las conductas que hacia esa persona o hace en caso de seguir con vida. Incluso en algunas ocasiones el impulso es a repetir por completo su vida entera como si fueras una réplica exacta de ese familiar.


Estos códigos o contratos son los que nos hacen “pertenecer” a ese sistema familiar, a esa familia.


Son creencias que se van pasando de generación en generación

miércoles, 10 de enero de 2018

CUANDO ALGUIEN ESTA TRISTE

Cuando alguien está triste no sirve decirle hay personas que están peores que tú.

Cuando alguien se siente desesperado no sirve decirle ya pasará.

Cuando alguien no puede salir del pozo no encontrara la salida por más que le muestres el camino de la solución ,para ti está bien claro pero para el que sufre no ,porque uno de los síntomas es que no ve con claridad ,no ve como tú ves, su cuerpo está detenido en el tiempo y su tiempo esta atrapado en un abismo.

 ...Si quieres ayudar a alguien acompáñalo ,métete en el pozo oscuro que esta y con tu luz ilumina su camino de regreso .Siempre has todo con mucho amor ,tal vez mañana seas vos quien precise de su iluminación . Lucia Alegre 

sábado, 23 de diciembre de 2017

Feliz Navidad

Dicen que en la vida quien pierde el techo, gana las estrellas y es así.
A veces pierdes lo que querías, pero conquistas lo que nunca imaginaste.
No todo depende del tiempo, sino de la actitud con que se mira la vida.
El tiempo es como un río, nunca podrás tocar sus aguas dos veces, porque el agua que ya pasó ya nunca pasará de nuevo.

Aprovecha cada minuto, segundo y hora de tu vida y recuerda: Nunca te fijes en la apariencia de las personas porque esta cambia con el tiempo.

No busques a la persona perfecta, porque no existe.

En cambio ama las imperfecciones de las personas, que eso es lo que las hace realmente únicas.
Busca por encima de todo, a alguien que sepa tu verdadero valor, que te quiera y acepte con todo y tus días grises.

Ten 4 amores y hazlos tuyos: Dios, la vida, la familia y los amigos. DIOS, porque es el dueño de la vida y a él le debes tu vida y el estar aquí. LA VIDA, porque es corta y es la responsable de tus triunfos, logros y alegrías. LA FAMILIA, porque es única y son los seres que más nos aman sobre la tierra, y, finalmente, LOS AMIGOS, porque son escasos, son ángeles que Dios y la vida colocan en nuestro camino para acompañarnos en este viaje.

Siempre recuerda dar un ABRAZO, una SONRISA, un BUENOS DIAS, un TE QUIERO, un TE EXTRAÑO o un ME HACES FALTA.

Son detalles que no cuestan nada pero llenan el ALMA. FELIZ NAVIDAD


Anonimo

sábado, 16 de septiembre de 2017

ME CANSÉ


Me cansé de que sean las 5 de la mañana y encontrarme con los ojos hinchados, sobre la almohada empapada con el agua que llovió de mi ser y sentir que quizá mis párpados, una vez cerrados, no se volverán a abrir.

Me cansé de pedir, rogar y suplicar, de clamar al cielo que si existe Dios en algún lado, por favor, por piedad, aliviara el dolor que ardía y quemaba mi cuerpo, que quitara esa sensación de que lava volcánica corría por mis venas.

Me cansé de ir a infinitos médicos sin encontrar solución, y sentirme poco más que un número.

Me cansé de escuchar sonar el teléfono y temblar, porque ya no tengo excusas, las agoté, ya no puedo, ni quiero, ocultar este monstruo negro que vive en mí y no quiero escuchar invitaciones que deberé rechazar, a la vez que mato ese anhelo breve, que como un destello traspasa mi cuerpo en forma de deseo, porque no poder ir nunca significó no querer ir, y salir a veces ha sido bueno, pero lucho a cada momento con la idea de que lo mejor es quedarse en casa, tal como un preso, con cadenas imaginarias, pero efectivas.

Me cansé de que cada día un síntoma nuevo se apodere primero de mi cabeza y luego sentirlo corriendo por mi cuerpo, comiéndome hasta el alma y el espíritu.

Me cansé de estar atenta a cada latido de mi corazón que percibo diferente, lo escucho, lo investigo y no importa cuánto me repita para adentro "solo es ansiedad, solo es ansiedad, solo es ansiedad", una seguidilla de taquicardias me deja postrada a la cama, como si no moverme fuera a producir alguna especie de milagro y en ese lugar casi seguro, donde no me abandona el miedo ni el dolor, pero me abrazan mis sábanas y mantas en un extraño confort, ahí quiero estar.

Me cansé de los fármacos que no quiero para nada y necesito para todo, de tomar mil pastillas con diferentes funciones, en busca de no sentir doler el espíritu ni la carne, en busca de dominar la cabeza y aquietar la mente, en busca de tener una ¿vida normal?, pero solo soy esclava, no me pueden sanar.

Me cansé del dolor que causo en mi familia, y eso, en un mundo que todo duele, es lo que más duele.

Me cansé de sonreír cuando me siento pésimo y esforzarme siempre por ser “el alma de la fiesta”, para tapar mis vergüenzas, para que no se note mi pena. Me cansé de eso, ahora quiero sonreír con ganas.

Me cansé de anhelar la libertad que no sé cómo tener, de no entenderme, de casi vivir, de arder en miedo, de repetir rituales para evitar algo malo, de las preguntas sin respuesta, de no reconocer la figura que veo en el espejo, de sentir que nada me pertenece, que todo me es ajeno, hasta mi propio cuerpo, de pensar tanto, de planes infructuosos, de tratamientos que fracasan, de que la voluntad no alcance, de que las ganas falten, de no encontrar puertas de salida, de creer que mañana será mejor, para darme cuenta que, día tras día, solo me convenzo de mentiras, de vestirme entre lágrimas, de esperar un ataque, del miedo al miedo, de estar mutilada por dentro, donde no se ve pero se siente, de creer estar enferma de gravedad, de correr a poner una pastilla bajo la lengua, de que todo lo fácil sea un reto difícil, de las náuseas, del mareo, de sentirme morir, de querer salir corriendo sin saber a dónde, de escucharme quejar sin hacer nada, de verme maniatada, de depender, de sentir que no merezco ni el aire que llena mis pulmones, de llorar a escondidas, de gritar en silencio, de estar desbordada, de mis enojos, de que me afecte la mirada del otro, me cansé, y mucho, de no ser yo y de no vivir.

No abandono, solo expreso que estoy muy cansada y espero que esta furia me dé fuerzas para seguir.

Gracias infinitas:
Gabriela Griotti

Todos los que hacemos el grupo G.a.f.s.c.a estamos inmensamente agradecidos que personas como Gabriela estén en el grupo y nos compartan sus sentimientos y escritos .Destacamos también el maravillosos don que tiene para escribir y que la queremos muchísimo !!!