https://www.facebook.com/pages/Grupo-de-autoayuda/1577796695791144 2015 --> Y añadir algo de CSS:

martes, 29 de diciembre de 2015

FAMILIAS NARCISISTAS

Familias narcisistas: el vacío de una afectividad sana

Hay personas capaces de cogernos de la mano mientras nos arrebatan el alma y la sangre, diciéndonos que es por nuestro bien y que tienen derecho. El problema no sería tan complejo si fueran, por ejemplo, simples compañeros de trabajo. La auténtica gravedad está en que sea nuestra familia quien ejerce esta manipulación.

Todos sabemos identificar a una madre tóxica, o incluso a ese padre ausente que aún estando cada día con nosotros, carece de emociones o cercanía para criar unos hijos. Ahora bien, lo curioso de las familias narcisistas es que uno suele llegar a la adolescencia o la madurez dándose cuenta entonces de cómo actúan dichos progenitores.

Las familias narcisistas son aquellas que te increpan cada día que has llegado a ser quien eres gracias a ellos. Suelen disfrutar llamándonos la atención y son capaces de manipularnos para conseguir sus propósitos aunque te hagan daño. Aunque en realidad, siempre nos culparán a nosotros de hacerles sufrir a ellos
Hablamos por lo general de “familias narcisistas”, aunque si bien es cierto que esta característica pueda tenerla bien el padre o bien la madre, también puede ocurrir que lo ejerzan ambos progenitores por igual.

En este caso, lo que casi siempre suele ocurrir es algo tan dramático como triste: los padres narcisistas ven las necesidades de sus hijos como algo secundario. Son incapaces de ofrecer los dos pilares básicos en la educación de un niño: seguridad y confianza. Estas carencias emocionales causan serias consecuencias en la edad adulta. Veámoslo con detalle.

Los hijos de familias narcisistas

La familia narcisista ejecuta en el día a día un sistema casi innatural donde se busca satisfacer en exclusiva las necesidades de los padres, dejando a los hijos en un segundo plano.

Los padres narcisistas muestran un espejo a sus hijos donde se hallan sus propias carencias. Esperan que éstos reaccionen y las atiendan, pero al no conseguirlo ni entenderlo, los niños se sienten perdidos, desarraigados e incompletos.
Este tipo de comportamientos y de crianzas resultan a su vez muy problemáticas. Basta con poner un sencillo ejemplo:

– Tenemos a un niño que ha obtenido malos resultados en el colegio. Si los padres son maduros y responsables, se preocuparán en saber qué ha ocurrido y buscarán estrategias de mejora: ¿Tiene el niño algún problema? ¿Sufre estrés? ¿Necesita unas clases de refuerzo?

– Para los padres narcisistas no hay ningún problema implícito que abordar. El propio niño “es un problema”, alguien que se empeña casi sin darse cuenta en hacerles la vida más complicada. Es decir, se dejan a un lado las necesidades personales de los hijos para focalizarse en uno mismo.

¿Qué consecuencias tiene este tipo de crianza y de actitud en el niño?

Los niños llegan a concebir que sus necesidades no son importantes, que sus emociones no tienen valor porque no se ven atendidas ni reconocidas.
Generan graves carencias, graves vacíos que o bien pueden trasformarse en rabia, o en un retraimiento muy acusado con el fin de “protegerse del mundo”
Una persona que no recibe un vínculo saludable en cuanto a seguridad, reconocimiento y cariño, no encuentra su lugar, no se concibe a sí mismo como capaz o importante. Las carencias son por tanto muy graves.
Es común que los hijos de familias narcisistas no lleguen a aprender cómo validar sus propios sentimientos, y cómo satisfacer sus propias necesidades.


Cómo tratar a las familias narcisistas
Si es tu caso, si has tenido que vivir una infancia con un padre narcisista y una madre que lo reforzaba, o a la inversa, sabrás cuánto tiempo te ha costado tratar esas heridas internas, esas carencias que hay que remendar como los descosidos de un muñeco roto.

Cuando descubrimos la verdad sobre nuestra familia narcisista, debemos promover el retorno hacia ese mundo afectivo para sanarnos a nosotros mismos. Es necesario llegar a la edad adulta superando ese duelo para protegernos, para darnos la oportunidad de aprender a confiar y querernos con integridad.
Sabemos que no es fácil, y que dicha sanación requiere un profundo viaje interior para corregir la idea de que algo en nosotros está mal, o que no tenemos el derecho a ser amados. Necesitaremos tiempo, confianza y sobre todo, saber tratar a esa familia narcisista:

Mantén una adecuada distancia emocional
Debemos recordar que las familias narcisistas buscan ante todo controlar y estar por encima de nosotros. Por ello, no van a dudar en humillar y menospreciar de una forma sutil o directa. No lo permitas, “desconecta” su impacto emocional en ti. Quítales poder.

Mantén una relación menos íntima y más superficial
Tenemos claro que la única solución no va a ser siempre “romper” con ellos y dejar de verlos. Es complicado, y de alguna manera, a veces, estamos obligados a seguir manteniendo contacto.

Ahora bien, si les quitamos poder necesitamos también protegernos y establecer una relación más superficial. No dependas de ellos en especial a nivel emocional, si te sientes mal no acudas jamás a ese padre o esa madre narcisista, porque entonces “tendrá poder” sobre ti y te hundirá aún más.

Acepta que no vas a poder cambiarlos, eres tú quien debe salir de su círculo
No podemos cambiar a quien nos hace daño. Ahora bien, en lugar de cargarlos sobre tu espalda, sal de su círculo de poder y no pierdas energías y esfuerzos en vano. Hay quien no se deja salvar, y en este caso, quien merece ser salvado y sanado eres tú.

TIPOS DE FAMILIA QUE PROVOCAN DEPRESIÓN


TIPOS DE FAMILIA QUE PROVOCAN DEPRESIÓN

La depresión es uno de los problemas más graves hoy en día. Vivimos en un mundo tan inundado de tecnología que todo, lo bueno y lo malo, se hace más grande. Sin embargo, la depresión no nace solo de los factores externos que vivimos o de los sentimientos más profundos que escondemos.

La familia puede ser un soporte que te ayude a salir adelante. Pero también hay familias con roles negativos que más bien te hunden. No resultan tan agradables y seguro que a nadie le da especial emoción reconocer que la suya es una de estas familias negativas. A pesar de esto, es importante conocerlas, identificarlas y, si es necesario, alejarse de ellas.

1.-La familia “perfeccionista”
Este tipo de familia se caracteriza por exigir lo máximo de cada uno. No basta con ser buen estudiante o tener un buen empleo, se debe tener el mejor. Eso no sería negativo si se aceptara que el fracaso es parte de la vida.

Hay una gran diferencia entre la familia perfeccionista que provoca depresión y los padres exigentes que quieren un buen futuro para sus hijos: los medios aceptados para conseguir lo que se busca.


La familia perfeccionista te dirá que no importa cómo lo obtengas, siempre que llegues a la cima. Sentirás que corres en un maratón sin final, sin recompensa y sin ayuda. No esperes que te digan que lo has hecho bien porque nunca será suficiente. La depresión con esta familia se presenta cuando el exterior te demuestra que no eres perfecto y el mundo se te viene encima.

“La perfección se logra al fin, no cuando no hay nada que agregar, sino cuando ya no hay nada que obtener.”
-Antoine de Saint-Exupery-

2.-La familia que descalifica
Mientras que la familia perfeccionista te obliga a ser mejor, la familia que descalifica te sabotea. Aquí el mensaje negativo contra ti es que no eres bueno para nada.

Lo común en este tipo de familia que causa depresión es la comparación donde sales perdiendo y se sientan las bases de la depresión. En todo momento se descalifican los unos a los otros y se habla de los demás como si nadie valiese nada.

Los niños que conviven con esta clase de familia crecen sintiendo que no valen nada para nadie. De adultos son personas inseguras y envidiosas. No solo creen que son incapaces de ser amados, tampoco saben amar y muy probablemente se involucren en relaciones destructivas. Los adultos que han crecido en este tipo de familia se sienten necesitados de amor pero no lo saben pedir ni dar.

3.-La familia violenta
La violencia es un problema muy común dentro de las familias. Puede tratarse de violencia física, económica o psicológica pero el resultado es el mismo: una unión basada en el control.

A simple vista puede no ser obvio, pero las familias violentas en verdad están unidas por un vínculo muy fuerte. Cuando te fijas bien, te das cuenta que no hay realmente una víctima. Todos actúan como si estuviesen en un campo de batalla.

Un puño sobre una mano

Cada uno busca defenderse y reafirmarse como persona a través del dominio. Por eso los insultos, los gritos y hasta los golpes son comunes en el día a día. Una persona que ha vivido toda su existencia en este tipo de familia es sacada de ese ambiente caerá en la depresión. Esto se debe a que la furia y el enojo que tiene lo envenena desde dentro.

¿Qué hago si mi familia me provoca depresión?
Si has llegado hasta aquí y te has dado cuenta de que tu familia te genera depresión, lo primero que necesitas es alejarte un poco de ellos. Lo debes hacer para retomar o tomar por primera vez el control sobre tu vida.

También es recomendable que busques ayuda especializada porque romper con estas relaciones y hábitos negativos no es sencillo. Aprender a relacionarte con quienes te rodean de forma sana no va a ser fácil porque deberás reaprender nuevas actitudes y soltar viejos hábitos.

sábado, 26 de diciembre de 2015

Como superar las preocupaciones que nos paralizan.



No se si te traeré soluciones ,lo que quiero con este artículo es que razones en medio de la preocupación y motivarte a no darle tanta importancia como para paralizarte y que no hagas nada por salir, pues esa preocupación te paraliza y no te permite ver las soluciones que siempre están aunque no la veas ,es un circulo vicioso al cual entras y no puedes salir y lo peor que tu solo te has metido ahí ,permiteme decirte que en ti esta el valor para cambiar.
El síntoma principal de la preocupación como dijimos es que se trata de un sentimiento paralizante.


En esta vida hay personas que viven en un estado de preocupación constante . No pueden evitarlo. Y es una auténtica lástima porque cada una de esas preocupaciones no hacen más que rentarnos libertad y felicidad. Es más, hay un gran número de personas que se preocupa por el pasado cuando sabemos que nadie es capaz de agregar o cambiar algo y esto para mayores condiciona tu futuro.

Primero reconoce lo absurdo de la preocupación, pregúntate qué es lo peor que te puede pasar a ti y qué posibilidades hay de que eso que te preocupa ocurra, te darás cuenta que los pensamientos repetitivos fueron los que exageraron las preocupaciones que te invadieron .

Entonces resuelve de una vez .Lo mejor es darle a esos pensamientos respuestas concretas y por escrito en un papel ,recuerda que la vida esta llena de obstáculo y lo que te determina a ti no son esos obstáculos si no como respondes a cada uno de ellos.

Me encanta lo que dice Louise Hay no estas perdido ni solo eres valioso, eres parte del universo ,no te han dejado fuera ,estás el plan de la vida .

Estas en esta vida no por casualidad, hay miles de caminos para ti ,tranquilo/a todos venimos del mismo lado y vamos al mismo lado y tienes las mismas oportunidades que el resto de las personas.

El gran peligro que corres es pensar constantemente en el futuro sin tener conciencia de que te estás perdiendo el presente.

Como dice Corrie Ten Boom: La preocupación no elimina el dolor del mañana, sino la fuerza del hoy
.
                                  Lucia Alegre de  Reyes

jueves, 24 de diciembre de 2015

Se puede soñar ...feliz navidad grupo Autoayuda




Primero los buenos deseos para esta navidad ,que puedan disfrutar en familia ,pero tambien les dejamos un toque de motivación para seguir por un año lleno de oportunidades, paz y amor 


Si lo puedes soñar, lo puedes lograr. Si puedes luchar por alcanzarlo ya es casi tuyo... Nada es imposible si tú haces lo posible para lograrlo.


Solo esta vencido, aquel que cree serlo.

Si vives en un mundo negativo, es tu decisión hacerlo positivo...

Si ríes el mundo reirá contigo, si lloras, solo tú te mojaras la cara.

¡El que se arriesga no pierde nada y el que NO se arriesga no gana
Solo tienes 2 opciones en la vida: TE RINDES o LUCHAS por lo que quieres, ESPERAS que llegue o CORRES a buscarlo.

❀ Que esta noche buena y su magia cumpla todos tus sueños 


miércoles, 23 de diciembre de 2015

Fernando, sufrió durante más de 10 años fobia social

Fernando, sufrió durante más de 10 años fobia social. En esta charla nos cuenta una estrategia para afrontar este reto.

                          

martes, 22 de diciembre de 2015

Eres Único



Un rey fue hasta su jardín y descubrió que sus árboles, arbustos y flores se estaban muriendo.

El Roble le dijo que se moría porque no podía ser tan alto como el Pino. Volviéndose al Pino, lo halló caído porque no podía dar uvas como la Vid. Y la Vid se moría porque no podía florecer como la Rosa.

La Rosa lloraba porque no podía ser alta y sólida como el Roble. Entonces encontró una planta, una Fresia, floreciendo y más fresca que nunca. El rey preguntó:

– ¿Cómo es que creces saludable en medio de este jardín mustio y sombrío?

– No lo sé. Quizás sea porque siempre supuse que cuando me plantaste, querías fresias. Si hubieras querido un Roble o una Rosa, los habrías plantado. En aquel momento me dije: “Intentaré ser Fresia de la mejor manera que pueda”.


Ahora es tu turno. Estás aquí para contribuir con tu fragancia. Simplemente mirate a vos mismo. No hay posibilidad de que seas otra persona. Podes disfrutarlo y florecer regado con tu propio amor por ti, o puedes marchitarte en tu propia condena…


Un cuento de Jorge Bucay

domingo, 20 de diciembre de 2015

Quien te hizo creer que no puedes.

Añadir leyenda
He aquí una parábola de Jorge Bucay

Cuando yo era pequeño me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de ellos eran los animales. Me llamaba especialmente la atención el elefante que, como más tarde supe era también el animal preferido de otros niños. Durante la función, la enorme bestia hacía gala de un tamaño, un peso y una fuerza descomunales…Pero después de la actuación y hasta poco antes de volver al escenario, el elefante siempre permanecía atado a una pequeña estaca clavada en el suelo con una cadena que aprisionaba sus patas.

Sin embargo, la estaca era sólo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en el suelo. Y aunque la madera era gruesa y poderosa, me parecía obvio que un animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su fuerza, podría liberarse con facilidad de la estaca y huir.

El misterio sigue pareciéndome evidente.
¿Qué lo sujeta entonces?
¿Por qué no huye?
Cuando era niño, yo todavía confiaba en la sabiduría de los mayores. Pregunté entonces por el misterio del elefante…Alguno de ellos me explicó que el elefante no huía porque estaba amaestrado.

Hice entonces la pregunta obvia: “Si está amaestrado, ¿por qué lo encadenan?”.
No recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente.
Con el tiempo, me olvidé del misterio del elefante y la estaca…
Hace algunos años, descubrí que, por suerte para mí, alguien había sido lo suficientemente sabio como para encontrar la respuesta:

“El elefante del circo no escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde que era muy, muy pequeño”.

Cerré los ojos e imaginé al indefenso elefante recién nacido sujeto a la estaca. Estoy seguro de que, en aquel momento el elefantito empujó, tiró y sudó tratando de soltarse.Y, a pesar de sus esfuerzos, no lo consiguió, porque aquella estaca era demasiado dura para él.
Imaginé que se dormía agotado y al día siguiente lo volvía a intentar, y al otro día y al otro…Hasta que, un día, un día terrible para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a su destino.

Ese elefante enorme y poderoso que vemos en el circo no escapa, porque, pobre, cree que no puede.

Tiene grabado el recuerdo de la impotencia que sintió poco después de nacer.
Y lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese recuerdo.
Jamás, jamás intentó volver a poner a prueba su fuerza.

Todos somos un poco como el elefante del circo: vamos por el mundo atados a cientos de estacas que nos restan libertad.

Vivimos pensando que “no podemos” hacer montones de cosas, simplemente porque una vez, hace tiempo lo intentamos y no lo conseguimos.
Hicimos entonces lo mismo que el elefante, y grabamos en nuestra memoria este mensaje: No puedo, no puedo y nunca podré.

Hemos crecido llevando este mensaje que nos impusimos a nosotros mismos y por eso nunca más volvimos a intentar liberarnos de la estaca.

Cuando, a veces, sentimos los grilletes y hacemos sonar las cadenas, miramos de reojo la estaca y pensamos: “No puedo y nunca podré”.

Esto es lo que te pasa, vives condicionado por el recuerdo de una persona que ya no existe en tí, que no pudo.

Tu única manera de saber si puedes es intentarlo de nuevo poniendo en ello todo tu corazón…¡¡¡Todo tu corazón!!!

                                                                       JORGE BUCAY

sábado, 19 de diciembre de 2015

El miedo te impide abrir la puerta correcta



En una tierra en guerra, había un rey que causaba espanto. Siempre que hacía prisioneros, no los mataba, los llevaba a una sala donde había un grupo de arqueros de un lado y una inmensa puerta de hierro del otro, sobre la cual se veían grabadas figuras de calaveras cubiertas de sangre.

En esta sala el rey les hacía formar un círculo y les decía entonces… “Ustedes pueden elegir entre morir atravesados por las flechas de mis arqueros o pasar por esa puerta misteriosa“.

Todos elegían ser muertos por los arqueros. Al terminar la guerra, un soldado que por mucho tiempo sirvió al rey se dirigió al soberano y le dijo:

—”Señor, ¿puedo hacerle una pregunta?“

Y le responde el rey:

—”Dime soldado“.

—”¿Qué había detrás de la horrorosa puerta?“.

—”Ve y mira tú mismo“, respondió el rey.

El soldado entonces, abrió temerosamente la puerta y, a medida que lo hacía, rayos de sol entraron y aclararon el ambiente… y, finalmente, descubrió sorprendido que la puerta se abrió sobre un camino que conducía a la libertad.

El soldado admirado sólo miro a su rey que le decía:

—”Yo daba a ellos la elección, pero preferían morir que arriesgarse a abrir esta puerta“.

¿Cuantas oportunidades dejamos pasar por el miedo de arriesgarnos?
¡DEJEMOS DE TENER MIEDO A ABRIR PUERTAS! 


                                 Natalia Quiniones 
http://motivacionyautoayuda.com/parabola-acerca-del-miedo/

Cambia tu manera de pensar..y cambiarás tu mundo.


“Los obstáculos son aquellas cosas que empiezas a ver cuando pierdes de vista tu objetivo”




Cuando desvías tu atención y pensamientos de lo importante y comienzas a luchar contra las pequeñas molestias, solo malgastas la energía y concentración que necesitas para llegar a tu meta. 






viernes, 18 de diciembre de 2015

Lo perdió todo, pero decidió hacer algo que lo llevo a recuperar su éxito.


Muchas personas en momentos difíciles se sienten víctimas y culpan a los demás de sus problemas. César Millán lo perdió todo, pero decidió hacer algo que lo llevo a recuperar su éxito.



jueves, 17 de diciembre de 2015

Discurso de Jim Carrey 60 segundos de su discurso que cambiarán tu vida


Aquí puedes ver 60 segundos de su discurso que cambiarán tu vida.

Deja atrás los miedos, no dejes que ellos manejen tu vida y decidan tu destino. Tú tienes la opción de elegir que camino tomar.



Siempre habrá muchas llaves que abrirán las puertas a tus sueños.



Las llaves son una herramienta indispensable como todos sabemos para abrir puertas, candados, cajas fuertes etcétera.

¿Qué pasa cuando estas ante una puerta cerrada, Nos sentamos y enojamos?
¿Buscamos soluciones o usamos las llaves?

Por supuesto que usamos las llaves y probamos hasta que encontramos la correcta.

En nuestro camino tenemos también puertas serradas, pero también existen las llaves para cada una de ellas.

Lo más lindo de esta vida es que no solo hay una llave como pasa con las puertas SINO QUE TENEMOS TANTAS LLAVES PARA UN PROBLEMA QUE LA SOLUCIÓN SIEMPRE ESTÁ A NUESTRO ALCANCE.

¿Que llave estas usando hoy para abrir la puerta de tu meta?
Si la que estas usando no te funciona, podes probar otra y así encontrar la llave correcta.

Podríamos decirle a la vida basta de medio pensar, medio hacer, medio lograr para no caer en un mundo de medio cridad.

Muchas veces hacemos las mismas cosas y esperando diferentes resultados, usamos las mismas llaves y las puertas nunca se abren.

Ahora ya lo sabes tienes más de una llave para abrir esa puerta que te lleva a tu felicidad.

                                               Reyes Lucia

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Alcanzar sueños y la depresión blanca

Sabemos que son los sueños ¿pero que es la depresión blanca? La depresión blanca es lo contrario, no tener sueños.

La depresión que conocemos usualmente puede tener diferentes niveles, pero la depresión blanca es distinta, no tomamos conciencia de que está ahí, es como un estado de comodidad, aceptación de que todo está bien, que la vida es una maravilla mientras el tiempo y las horas pasan sin cumplir nuestros más preciados sueños.

No hay nada más lindo que soñar

Necesitamos soñar porque los sueños tienen que ver con el futuro y cuando
Soñamos = tenemos metas= tenemos futuro.


Si nos ponemos a pensar la depresión blanca de comodidad es muy amplia y abarca mucho, pero cuando soñamos y tenemos grandes metas hacia el futuro tenemos ganas de ir para adelante.

¿Estaremos dejando pasar el tiempo y no nos estamos dirigirnos hacia lo que queremos, damos vuelta hace años donde hallamos una zona de confort? (seria esta la depresión blanca de aceptación)

¿No será hora de mirarnos hacia adentro y volver a soñar, escribir los proyectos y metas?

Tenemos pensamientos automáticos: no puedo, no me llego la hora, ya se me paso la edad, soy muy joven, a mí nadie me ayuda, muchos tenemos la vida resuelta con esos y otros fundamentos, son falsas evidencias que aparentan realidad en nuestras cabezas, esa es la depresión blanca de la justificación.

Diseñemos un gran mañana, para superar la depresión blanca ,que es nuestra zona de confort, lo importante es tener claro lo que queremos lograr y si no tenemos sueños buscar en nuestro interior y conectar con lo que nos apasiona.Tenemos más habilidades de lo que nosotros creemos , mas capacidades de lo que nosotros notamos .

¿Recordar nuestras últimas victorias nos puede preparar para enfrentar a nuestro próximo gigante, que opinas?

¿Qué es lo que te apasiona? ¿Qué te motiva en la vida?

                                              Reyes Lucia


martes, 15 de diciembre de 2015

Dejar de resistir


Un día decidí dejar de resistir.
Para que lo que tenga que doler, duela ...
Lo que tenga que nacer, crezca...
y lo que tenga que ser, sea...

-Elena Alonso-

sábado, 12 de diciembre de 2015

El Amor Y La Fobia Social de Moises Rios Sanabria


Frases de Louse Hay 1 de 4


-Recuerda, en la gran infinidad de la vida, todo es perfecto, entero, y completo … y también lo eres tú.

-Cada pensamiento que pensamos está creando nuestro futuro.

-Cómo comienzas tu día es cómo vives tu día. Cómo vives tu día es cómo vives tu vida.

-Tienes el poder de sanar tu vida y necesitas saberlo. Pensamos a menudo que somos impotentes, pero no lo somos. Siempre tenemos el poder de nuestra mente. Reclama y usa conscientemente tu poder.

-Ninguna persona, ningún lugar y ninguna cosa tiene poder sobre nosotros, porque nosotros somos los únicos pensadores en nuestra mente. Cuando creamos paz y harmonía y balance en nuestras mentes, la encontraremos en nuestras vidas.

-Todos los eventos que has experimentado en tu vida hasta este momento han sido creados por tus pensamientos y creencias que has tenido en el pasado. Fueron creados por los pensamientos y palabras que usaste ayer, la pasada semana, el pasado mes, el pasado año.

-Las puertas de la sabiduría y el aprendizaje están siempre abiertas, y más y más, estoy eligiendo andar a través de ellas. Las barreras, bloques, obstáculos y problemas son personales, maestros dándome la oportunidad de moverme del pasado a la totalidad de posibilidades.

-No importa el lugar donde vivimos en el planeta o lo difícil que nuestra situación parezca ser, tenemos la capacidad de superar y trascender nuestras circunstancias.

-El perdón es para ti porque te libera. Te permite salir de la prisión en la que estas.

Louise Hay

Frases de Louise Hay 2 de 4



Estoy en el lugar correcto, en el momento adecuado, haciendo lo correcto.
-El poder esta siempre en el momento presente.

-Si quieres entender más a tus padres, haz que hablen sobre su propia infancia; y si escuchas con compasión, aprenderás de donde vienen sus miedos y patrones rígidos.

-Si tu madre no sabía cómo amarse a si misma, o tu padre no sabía cómo amarse a si mismo, sería imposible para ellos enseñarte cómo amarte a ti mismo. Estaban haciendo lo mejor que podían con lo que se les había enseñado de niños.

-El amor es la gran cura milagrosa. Amarnos a nosotros mismos hace milagros en nuestras vidas.

-Desearía que se enseñase pronto a los niños que nuestro pensamiento crea nuestras experiencias.

-Si quiero ser aceptada como soy, necesito estar dispuesta a aceptar otros como son.

-Si quiero creer que la vida es solitaria y que nadie me ama, eso es lo que encontraré en mi mundo.

-Deberías respirar profundamente y cantar “el dinero fluirá fácilmente y sin esfuerzo a mi vida” tan a menudo como puedas. Las cosas comenzarán a cambiar tras un mes. Si crees que serás financieramente seguro, te estas abriendo a cambios.

-Tú eres la única persona que piensa en tu mente. Eres el poder y autoridad en tu mundo.

-Tu mente es una herramienta que puedes optar por utilizar de la forma que quieras.

-Cuando nuestra visión interna se abre, nuestro horizonte se expande.

-A medida que mi mente puede concebir más bien, las barreras y los bloques se disuelven. Mi vida está llena de pequeños milagros apareciendo de la nada.

-Creo que creamos nuestra propia vida. Y la creamos por nuestro pensamiento, patrones de sentimientos en nuestro sistema de creencias.

-Cada pensamiento que pensamos está creando nuestro futuro.

-Aprendemos nuestro sistema de creencias desde muy pequeños y luego nos movemos a través de la vida creando experiencias para enlazar nuestras creencias. Mira atrás en tu propia vida y date cuenta lo a menudo que has pasado a través de la misma experiencia.

-Me parece que cuando realmente nos amamos y nos aceptamos y nos aprobamos a nosotros mismos tal como somos, entonces todo funciona en la vida.

-Aprende del pasado y déjalo ir. Vive en la actualidad.

-La responsabilidad es tu habilidad para responder a una situación. Siempre tenemos una opción.

-Yo no corrijo problemas, corrijo mi pensamiento. Luego los problemas se corrigen a si mismos.
                                                        Louise Hay 

Frases de Louise Hay 3 de 4



-No importa el problema, nuestras experiencias son simplemente efectos exteriores de pensamientos internos.

-Ama quién eres y qué eres y lo que haces.

-Cada día declárate lo que quieres en tu vida.

-Cada uno de nosotros decide encarnarse en este planeta en un punto particular punto del tiempo y del espacio. Hemos elegido venir aquí a aprender una lección particular que nos hará avanzar en nuestro, camino evolutivo espiritual.

-Cada día es una nueva oportunidad. Elijo hacer de este un gran día.

-Nosotros somos responsables de todas nuestras experiencias.

-Algunas personas prefieren dejar el planeta que cambiar.

-Me he dado cuenta de que el universo ama la gratitud. Cuanto más agradecido eres, más bien tendrás.

-Me parece que todos los que he conocido en este planeta o con los que he trabajado están sufriendo de auto-odio y culpa en un grado u otro. Cuanto más auto-odio y culpa tenemos, menos funciona nuestra vida. Cuanto menos auto-odio y culpa tenemos, mejor funciona nuestra vida a todos los niveles.
-Es fundamental que dejemos de preocuparnos por el dinero y dejar de resentir nuestras cuentas.
                                                               Louise Hay 

Frases de Louse Hay 4 de 4



-Comienza a reconocer la prosperidad en todas partes y regocijate con ella.

-Si estamos dispuestos a hacer el trabajo mental, casi cualquier cosa puede ser curada.

-Cuando hay un problema, no hay algo que hacer, hay algo que saber.

-Debes saber que siempre estas seguro. Y que es posible moverte desde lo antiguo hasta lo nuevo, fácil y pacíficamente.

-No me distraeré con el ruido o contratiempos. La paciencia, el compromiso, la gracia y el propósito me guiarán.

-El humor y la alegría contribuyen a mi bienestar general.

-Soy uno/a con la vida, y toda la vida me ama y apoya. Por eso tengo derecho a tener un corazón lleno de amor que esta abierto a los demás. Todos actuamos lo mejor posible en cualquier momento, incluso yo. El pasado a quedado atrás y ya no volverá. Yo no soy mis padres ni manifiesto sus patrones de resentimiento. Tengo mi propio y único ser, y elijo abrir mi corazón para que se llene de amor, compasión y compresión, y expulsar de el todos los recuerdos dolorosos del pasado.Tengo la libertad para ser todo cuanto puedo ser. Esta es la verdad de mi ser, y la acepto tal como es. En mi vida todo va bien.

                                                          Louise Hay

jueves, 3 de diciembre de 2015

¿Estas deprimido? mira esto !!!.




¿ESTAS DEPRIMIDO? Mira
esto!!!..

La depresión puede ser
un gran maestro en tu vida, la cual
te puede obligar a reconsiderar y resinificar tu vida.










sábado, 21 de noviembre de 2015

El niño herido que tenemos en nuestro interior



Según algunos terapeutas dicen que el 90% de las personas tenemos en nuestro interior nuestro niño herido.

¿A que nos referimos cuando hablamos de nuestro niño herido?

A que cuando fuimos niños éramos más vulnerables, tiernos, sensibles fáciles de herir ,cuando había peleas de adultos sufríamos mucho temor, si nos retaban injustamente quedábamos sentidos ,si fuimos desvalorizados contantemente nuestra autoestima sufrió un desequilibrio ,otros fueron demasiados sobreprotegidos a tal punto que no se les permitió ser libres, por alguna razón hemos sufrido ,pasado por miedos y no hemos sido consolados y al llegar a adultos sigue viviendo en nosotros aquel niño herido.

Algunas características del niño herido:

FÍJATE SI ALGUNA COINCIDE CON LO QUE SENTÍS

Siente que no vale, que merece poco, que no puede hacer bien las cosas, puede tener mucho cargo emocional.

Tiene la sensación de no estar nunca en el presente, siempre estamos reaccionándolo con cosas que nos pasaron hace muchos años.

Sufre muchas veces miedos irracionales.No valoran sus talentos ni sus posibilidades.

Ven sus talentos pequeños, en cambio los de los otros los ven grandes e incluso exagerados.

Tienen miedo a lo nuevo y evitan los riesgos.

Dependen mucho de otras personas para hacer sus tareas o realizar cualquier actividad.

Se dan por vencidas antes de realizar o iniciar cualquier actividad.

No conocen sus emociones, por lo que no pueden expresarlas.

Manejan muchos sentimientos de culpa cuando algo sale mal.

Ante resultados negativos buscan la culpabilidad en otros.

Son pesimistas, creen que todo les saldrá mal.

Creen que son personas poco interesantes.

Creen que causan mala impresión en los demás.

Sienten que no controlan su vida.

No les gusta esforzarse porque no creen en su capacidad.

Por eso es muy importante acercarse y curar al niño herido. Él necesita nuestra ayuda y cariño y nosotros podemos ayudarle. Si somos conscientes y estamos atentos escucharemos su voz pidiendo ayuda.

¿Qué debo hacer para curar nuestro niño interior herido?

1ero Cada vez que sientas que algo en el presente este frenado, que no puedas avanzar, que algo de tu interior te dice que no puedes, lleva tu pensamiento a tu pasado mira a los ojos a tu niñito que está asustado por algo que le paso y abrázalo en tu imaginación, dile que todo está bien que este adulto que eres hoy lo va a proteger, mímalo, querelo, dile lo mucho que lo amas.

2do Puedes escribirle una carta, no con la computadora , hazlo con papel y lápiz para dejar en esa carta toda tu intención y energía.

3ero Visualiza a tu mi niño interior con el mismo aspecto que tenias a los 5 o 6 años, lo ves andando a tu lado con la ropa y el corte de pelo que llevabas en aquel momento, y ves como agradece tu ayuda con una sonrisa en silencio.

Si acompañamos y curamos a nuestro niño herido durante unos minutos cada día, con el tiempo se curará completamente y al mismo tiempo nosotros también sanaremos.
                                                                 Lucia de Reyes

sábado, 14 de noviembre de 2015

Desarrolla la indiferencia al no puedo

Brian Weiss

Después de que Jim muriera en batalla como soldado a caballo de las Dakotas, le pregunté cual fuese la lección de esa vida. "Que la vida es sagrada y nunca hay una razón para matar" me contestó. A muchos en nuestro mundo todavia le falta aprender esta lección.
Brian Weiss

jueves, 12 de noviembre de 2015

MALTRATO PSICOLÓGICO EN LA PAREJA

MALTRATO PSICOLÓGICO EN LA PAREJA...

Existen dos formas de maltrato dentro de la pareja: el maltrato físico y el psicológico. Este último es mucho más difícil de detectar, incluso, por la persona maltratada, ya que puede llegar a ser muy sutil. En esta forma de maltrato, un miembro de la pareja (generalmente la mujer), sufre de forma continua y reiterada una serie de conductas como: insultos, desprecios, gritos, etc. que acaban por anular psicológicamente a la víctima, menoscabando su autoestima y su valor como persona. A diferencia del maltrato físico, este tipo de maltrato no deja huellas en el cuerpo, pero sí graves consecuencias psicológicas en la víctima.

¿Cuáles son las típicas conductas de los maltratadores?

1. Celos por parte de la pareja y conductas de control hacia la víctima. La persona maltratada se convierte en un objeto de su posesión.
2. Aíslan socialmente a sus víctimas. Las interacciones sociales con la familia y amigos se reducen drásticamente por culpa de la pareja maltratadora que no ve aceptable que su pareja tenga una vida social normal.
3. Constantes amenazas verbales hacia la pareja que infunden miedo y falta de control de la situación.
4. Controlan la economía del hogar no permitiendo que la víctima del maltrato sea independiente económicamente.
5. Utilizan el chantaje emocional. Como: “¡Con todo lo que he hecho por ti!, “¡Si me dejarás, no sabría qué haría!”
6. Utilización del sarcasmo, de la burla y del desprecio. La víctima percibe cierta agresividad en su comportamiento, pero no sabe exactamente si, lo que dice el maltratador, lo dice en serio.
7. Dejan de hablar a la víctima de manera aleatoria y sin sentido.
8. El maltratador tiene, en la mayoría de las ocasiones, un discurso autoritario en el que puede utilizar los insultos, los gritos, los golpes, romper objetos o dar portazos u otras conductas agresivas que infunden más terror en la víctima.

La persona víctima de un maltrato psicológico se siente poco valorada y con la autoestima gravemente deteriorada. Suele pensar que algo debe estar haciendo mal para que su relación de pareja no funcione. En muchas ocasiones se siente tan confundida que excusa o exculpa a su pareja ante los demás. Utiliza el autoengaño para sobrevivir en una situación de pareja claramente anormal y peligrosa, unas veces por los hijos y otras por miedo o por las dos cosas. 
A largo plazo esta situación suele derivar en depresión al convencerse la víctima de que, haga lo que haga, su situación no va a cambiar.
Es preciso convencerse que en una relación de pareja no se debe consentir este tipo maltrato y atajarlo cuando se perciben sus primeros síntomas (algún insulto “menor”, algún grito, alguna forma sutil de control, etc)

Por último, si te sientes maltratada, habla con tu pareja. Si no llegas a ninguna solución, pide ayuda a algún familiar o amigo. Si no lo ves claro acude a un psicólogo/a que te ayude a tomar algunas decisiones. 
La mayoría de las veces, la separación, es la decisión más acertada.

viernes, 30 de octubre de 2015

Amar al niño interior

Amar al niño interior

Por: Louise L. Hay

Si no puedes intimar con otras personas, es porque no sabes cómo intimar con tu propio niño interior. El pequeño que hay dentro de ti está dolido y asustado. Ayuda y acompaña a tu niño.

Uno de los asuntos más importantes que necesitamos comenzar a abordar es la curación del olvidado niño interior. Muchos de nosotros nos hemos pasado demasiado
tiempo sin hacer caso de nuestro propio niño interior.

Tengas la edad que tengas, hay en tu interior un pequeño que necesita amor y aceptación. Si eres una mujer, por muy independiente que seas, tienes en tu interior a una niña muy vulnerable que necesita ayuda; si eres un hombre, por muy maduro que seas, llevas de todas formas un niño dentro que tiene hambre de calor y afecto.

Cada edad que has vivido está dentro de ti, dentro de tu conciencia y de tu
memoria. Cuando éramos niños y las cosas iban mal, solíamos pensar que algo no
funcionaba bien en nosotros, que teníamos algo malo dentro. Los niños piensan que
si pudieran hacer las cosas bien, sus padres (o quien sea) les amarían y no les
castigarían ni les pegarían.

Así pues, siempre que el niño o la niña desea algo y no lo obtiene, piensa: «No valgo
lo suficiente. Soy anormal, un retrasado». Entonces, cuando nos hacemos mayores
rechazamos ciertas partes de nosotros mismos.

A estas alturas de nuestra vida, ahora mismo, es necesario que empecemos a
hacernos íntegros y a aceptar cada parte nuestra: la que hacía el tonto, la que se
divertía, la que se asustaba, la que era estúpida y boba, la que llevaba la cara sucia.
Todas y cada una de nuestras partes.

Creo que por lo general nos desconectamos, nos cerramos, alrededor de los cinco
años. Tomamos esa decisión porque pensamos que algo no funciona bien en nosotros
y ya no queremos tener nada que ver con ese niño o niña que somos.

También llevamos a nuestros padres dentro. Tenemos en nuestro interior al niño
y a sus padres. La mayor parte del tiempo el padre (o la madre) reprende al niño, casi
sin parar. Si prestas atención a tu diálogo interno, podrás oír el sermón. Podrás
escuchar cómo papá o mamá le dice al niño que está haciendo algo mal o que no
sirve para nada.

Lógicamente, entonces comenzamos una guerra con nosotros mismos;
empezamos a criticarnos de la misma forma en que éramos criticados: «Eres un
estúpido», «No sirves para nada», « Otra vez la has fastidiado». Se convierte en
costumbre. Cuando nos hacemos adultos, la mayoría de nosotros no hacemos el
menor caso de nuestro niño interior, o lo criticamos igual como nos criticaban.
Continuamos con la pauta una y otra vez.

 * *
*

John Bradshaw, autor de varios libros maravillosos sobre cómo sanar al niño
interior, dijo una vez que cuando llegarnos a adultos llevamos dentro 25.000 horas de
cintas grabadas con la voz de nuestros padres. ¿Cuántas horas de esas cintas crees que
te dicen que eres un ser maravilloso? ¿Cuántas te dicen que te aman y que eres
inteligente y brillante? ¿O que eres capaz de ser lo que desees ser y que cuando seas
mayor serás una gran persona? En realidad, ¿cuántas horas de esas cintas te dicen
«No, no, no» en todas sus formas?

No es nada extraño que nos pasemos la vida diciéndonos «no» y «debería». Lo
que hacemos no es otra cosa que imitar a esas viejas cintas. Sin embargo, son sólo
cintas, no la realidad de nuestro ser. No son la verdad de nuestra existencia. Son sólo
grabaciones que uno lleva dentro, y se pueden muy bien borrar o volver a grabar.

Cada vez que digas que estás asustado, comprende que es tu niño interior el que
está asustado. El adulto en realidad no tiene miedo; sin embargo, el adulto no está ahí
para confortar al niño. El adulto y el niño necesitan entablar amistad, hablar el uno
con el otro de todo lo que haces. Sé que puede parecer tonto, pero da resultado. Haz
saber a tu niño que pase lo que pase nunca le vas a volver la espalda ni a
abandonarle. Siempre estarás allí para acompañarle y amarle.

Si cuando eras pequeño tuviste una mala experiencia con un perro, por ejemplo,
digamos que te asustó o incluso que te mordió, tu niño interior tendrá miedo de los
perros, aunque tú seas un adulto grande y corpulento. Es posible que veas a un perro
pequeño en la calle y que tu niño interior reaccione aterrado: « ¡Un perro! Me va a
hacer daño». Ésta es una fantástica oportunidad para que tu padre interior le diga al
niño: «No pasa nada. Ahora soy adulto. Yo cuidaré de ti. No dejaré que el perro te
haga daño. Ya no tienes por qué tener miedo». De esta forma comenzarás a hacer de
padre con tu niño.

La curación de las viejas heridas

He descubierto que el trabajo con el niño interior es sumamente útil para curar las
heridas del pasado. No siempre conectamos con los sentimientos del asustado
pequeño que llevamos dentro. Si en tu infancia sentiste mucho miedo y angustia, y
ahora te castigas mentalmente, continúas tratando a tu niño interior de la misma
forma. Sin embargo, él no tiene ningún otro Sitio adonde ir. Es necesario que superes
las limitaciones de tus padres. Necesitas comunicarte con el pequeño, que se siente
perdido. Tu niño interior necesita saber que tú lo amas.

Tómate un momento ahora mismo y dije que te interesas por él: «Te quiero. Me
importas. De verdad te quiero». Tal vez le has estado diciendo esto a la persona
adulta que llevas dentro. De modo que empieza a decírselo también a tu niño.
Imagínate que le coges la mano y ambos vais a todas partes juntos durante unos días.
Verás las felices y alegres experiencias que podéis tener.

Necesitas comunicarte con esa parte de ti mismo. ¿Qué mensajes deseas escuchar?
Siéntate en silencio, cierra los ojos y habla con tu niño interior. Si te has pasado 62
años sin hablar con él, es posible que tengas que insistir unas cuantas veces para que
el niño realmente crea que quieres hablarle. Insiste: «Deseo hablar contigo. Deseo
verte. Deseo amarte». Finalmente lograrás la comunicación. Es posible que veas al
niño dentro de ti, que lo sientas, que lo escuches.

La primera vez que hables con tu niño interior puedes comenzar por pedirle
disculpas. Dile que lamentas no haber hablado con él o haberle reprendido durante
todos estos años. Dije que deseas compensar todo el tiempo que habéis estado
separados. Pregúntale qué puedes hacer para hacerle feliz, y de qué tiene miedo.
Pregúntale qué desea él de ti.

Empieza con preguntas sencillas; obtendrás respuestas.
«Qué puedo hacer para hacerte feliz? ¿Qué te gustaría que hiciéramos hoy?» Por
ejemplo, le puedes decir: «Me gustaría salir a caminar, ¿qué deseas tú?». El niño
puede contestar: «Ir a la playa». Así habrá comenzado la comunicación. Persevera. Si
te puedes tomar unos instantes cada día para comunicarte con el pequeño que llevas
en tu interior, la vida te va a resultar muchísimo mejor.

Cómo comunicarse con el niño interior

Puede que algunos de vosotros ya estéis trabajando con vuestro niño interior. Hay
muchos libros y se organizan muchos talleres y conferencias sobre este tema. Al final del
libro encontraréis una lista de títulos para estudios más avanzados.

John Pollard III ha escrito un libro excelente, Self-Parenting [Ser tu propio padre], con
muchos ejercicios y actividades maravillosos que se pueden realizar con el propio niño
interior; te recomiendo que lo leas. Como he dicho anteriormente, hay muchísima ayuda en este aspecto. No estás solo y desamparado, pero necesitas pedir ayuda para obtenerla.

* *
*

Otra sugerencia que te hago es que busques una fotografía tuya de cuando eras
niño. Mira la foto. ¿Ves a un niño desgraciado? ¿Ves a un niño feliz? Veas lo que
veas, comunícate con él. Si ves a un niño asustado, haz algo para tranquilizarlo. Busca
varias fotos de tu infancia y habla con el niño de cada foto.

Es muy útil hablar con el propio niño interior frente al espejo. Si tenías un
sobrenombre cuando eras niño, utilízalo. Ten pañuelos a mano. Te sugiero que te
sientes frente al espejo, porque si te quedas de pie saldrás corriendo por la puerta. Es
mejor que te sientes con una caja de pañuelos y empieces a hablar.

* *
*

Otro ejercicio que puedes hacer es comunicarte con él mediante la escritura.
Aflorará también muchísima información, Usa dos bolígrafos o rotuladores de colores
distintos. Con uno de ellos en la mano dominante escribe una pregunta. Con el otro
en tu otra mano haz que el niño escriba la respuesta. Es un ejercicio fascinante.
Cuando escribe la pregunta el adulto cree que conoce la respuesta, pero cuando coge
el bolígrafo con la mano no dominante, la respuesta suele resultar distinta a la
esperada.

También podéis dibujar juntos. A muchas personas probablemente les encantaba
dibujar y pintar en su infancia, hasta que les dijeron que debían ser limpias y
ordenadas y no dibujar o pintar fuera de los márgenes. De modo que empieza a
dibujar nuevamente. Utiliza tu mano no dominante para dibujar una imagen de algún
acontecimiento que acaba de suceder. Observa cómo te sientes. Hazle una pregunta a
tu niño interior, déjalo que dibuje con tu mano no dominante, y ve qué dibuja.

Si te es posible, reúnete con un pequeño grupo de amigos, o con un grupo de
apoyo, para trabajar juntos con estas ideas. Por ejemplo, podéis hacer que vuestros
niños dibujen y después sentaros alrededor y analizar atentamente el significado de
los dibujos. La información que se obtiene de este modo puede ser increíblemente
reveladora.

* *
*

Juega con tu niño interior. Haz cosas que le gusten a tu niño. ¿Qué te gustaba de
verdad hacer cuando eras pequeño? ¿Cuándo fue la última vez que lo hiciste? Con
demasiada frecuencia el padre o la madre que llevamos dentro nos impiden
divertirnos porque no es cosa de adultos. Así pues, tómate el tiempo necesario y
diviértete. Haz las cosas tontas que hacías cuando eras niño, como saltar sobre
montones de hojas o pasar corriendo bajo el chorro de agua de la manguera. Observa
a los niños cuando juegan. Te traerá recuerdos de los juegos que jugabas.

Si deseas más diversión en tu vida, comunícate con tu niño interior y actúa desde
ese espacio de espontaneidad y alegría. Verás cómo comienzas a divertirte más, te lo
prometo.

* *
*

¿Fuiste bienvenido cuando naciste? ¿Estaban realmente contentos tus padres de
que nacieras? ¿Se mostraron encantados con tu sexo, o deseaban un bebé del sexo
opuesto? ¿Te sentiste «deseado»? ¿Se celebró tu llegada? Cualesquiera sean las
respuestas, date la bienvenida ahora. Haz una celebración. Dite a ti mismo todas las
cosas maravillosas que le dirías a un bebé que llega a su nueva vida.

¿Qué es lo que siempre deseaste que tus padres te dijeran cuando eras pequeño?
¿Qué es lo que siempre quisiste oír y que nunca te dijeron? Muy bien, dile
precisamente eso a tu niño. Díselo cada día durante un mes mientras te miras en el
espejo. Observa lo que sucede.

Si tus padres eran alcohólicos o te maltrataron de pequeño, puedes meditar y
visualizarlos como a personas sobrias y cariñosas. Dale a tu niño lo que desea.
Probablemente ha estado privado de ello durante demasiado tiempo. Empieza a
visualizar el tipo de vida que te gustaría llevar con tu niño interior. Cuando él se
sienta seguro y feliz, podrá confiar en ti. Pregúntale: « ¿Qué tengo que hacer para que
confíes en mí?». Lo repito, te quedarás sorprendido ante algunas respuestas.

Si tus padres no te demostraban cariño en absoluto, y te resulta francamente
difícil relacionarte con ellos, busca una imagen de lo que te parece que serían una
madre y un padre amantes. Coloca las fotos de esos padres cerca de tu foto de
cuando eras niño. Crea nuevas imágenes. «Re-escribe» tu infancia si es necesario.

 

* *
*

Las creencias que aprendiste cuando eras pequeño aún las tiene tu niño interior. Si
tus padres tenían ideas rígidas y tú eres duro contigo mismo y propenso a construir
muros a tu alrededor, probablemente tu niño interior continúa conformándose a las
normas de tus padres. Si sigues reprendiéndote por cada error, debe de ser bastante
terrible para tu niño interior despertar cada mañana. « ¿A causa de qué me va a
chillar y regañar hoy?»

Lo que nos hicieron nuestros padres en el pasado es un asunto de su conciencia.
Ahora somos nosotros los padres. Nosotros usamos nuestra conciencia. Si continúas
negándote a cuidar de tu niño interior, es que estás estancado en un rencor justiciero.
Esto invariablemente significa que aún te queda alguien por perdonar. Así pues, ¿de
qué no te has perdonado? ¿Qué necesitas dejar marchar? Bueno, sea lo que sea, deja
que se vaya.

Si no prestamos atención a nuestro niño ahora, y no lo elogiamos, no es culpa de
nuestros padres. Ellos hicieron lo que creían que era lo correcto en ese tiempo y ese
lugar. Pero ahora, en el momento presente, sabemos lo que podemos hacer para nutrir
y criar a nuestro niño interior.

* *
*

Las personas que han tenido o tienen un animal doméstico saben lo que es llegar
a casa y que salga a recibirte a la Puerta. No le importa la ropa que lleves, ni si eres
viejo y tienes arrugas, ni cuánto dinero has ganado ese día. Al animal sólo le importa
que estás allí. Su amor es incondicional. Haz eso contigo mismo. Emociónate por
estar vivo y por estar aquí. Eres la única persona con quien vas a vivir siempre.
Mientras no estés dispuesto a amar a tu niño interior, a los demás les resultará difícil
amarte a ti. Acéptate sin condiciones y de todo corazón.

* *
*

Me parece que es muy bueno inventar una meditación para hacer que el niño
interior se sienta a salvo. Como yo fui una niña que sufrió incesto, he inventado una
maravillosa imagen para mi pequeña.

En primer lugar, tiene un hada madrina idéntica a la Billie Burke de El mago de Oz,
porque eso es lo que a ella le gusta. Sé que cuando yo no estoy con ella, está con su
hada madrina y está siempre segura. Vive en un ático muy alto y tiene un portero y
dos perros grandes, de modo que sabe que jamás nadie le volverá a hacer daño.
Cuando logro hacer que se sienta absolutamente segura, entonces yo, como adulta,
puedo ayudarle a liberar y olvidar las experiencias dolorosas.

No hace mucho me descentré y estuve llorando durante dos horas. Comprendí
que mi niña interior se sentía de pronto dolida y desprotegida. Tuve que decirle que
ella no era mala ni había hecho nada mal, sino que era su reacción a algo que había
sucedido. De modo que tan pronto como pude hice algunas afirmaciones y medité, sabiendo que allí había un Poder mucho mayor que me apoyaría y me amaría.
Después de eso la pequeña ya no se sintió tan sola y asustada.

Además yo tengo una enorme fe en los ositos de felpa. Con mucha frecuencia el
osito es nuestro primer amigo. Es nuestro confidente, puesto que uno le puede contar
todos sus problemas y secretos y jamás se chiva. Siempre está allí para hacernos
compañía. Saca del armario tu osito y haz que tu niño lo coja una vez más.

Sería maravilloso que en los hospitales hubiera ositos en todas las habitaciones
para que cuando el niño interior se sienta solo y asustado a media noche, pueda
abrazarse a su osito.

Tus muchas partes

Las relaciones son fabulosas, los matrimonios son maravillosos, pero la realidad es
que son temporales. En cambio tu relación contigo mismo es eterna. Dura para
siempre. Ama a la familia que llevas dentro: el niño o la niña, el padre o la madre, y
la adolescente y el joven que hay en medio.

Recuerda que también llevas a tu adolescente en tu interior. Dale la bienvenida.
Trabaja con él de la misma forma que lo haces con el niño. ¿Qué dificultades tuviste
en tu adolescencia? Hazle preguntas a tu adolescente igual como se las haces a tu
niño. Ayúdale a pasar por las amedrentadoras situaciones y los momentos de
aprensión de la pubertad. «Corrige» esa época. Aprende a amar a tu adolescente igual
Como aprendes a amar a tu niño.

* *
*

No podemos amarnos y aceptarnos los unos a los otros mientras no amemos y
aceptemos a ese niño interior que se siente perdido. ¿Qué edad tiene ese niño? ¿Tres,
cuatro, cinco años? Generalmente tiene menos de cinco años, porque es entonces
cuando se cierra y se desconecta por la necesidad de sobrevivir.

Coge a tu niño de la mano y ámalo. Crea una vida maravillosa para ti y tu niño.
Di: «Estoy dispuesto a aprender a amar a mi niño. Estoy dispuesto». El Universo
contestará. Encontrará la forma de curar a tu niño y también de curarte a ti. Si
deseamos sanar, tenemos que estar dispuestos a experimentar nuestros sentimientos y
a pasar a través de ellos hacia el otro lado y conseguir así la curación. Recuerda,
nuestro Poder Superior está siempre disponible para apoyarnos y alentar nuestros
esfuerzos.

Fuera como fuese tu primera infancia, buena o mala, tú y únicamente tú estás
ahora a cargo de tu vida. Te puedes pasar toda la vida culpando a tus padres y al
entorno, pero lo único que conseguirás con eso es mantenerte estancado en hábitos de
víctima. Jamás te servirá para conseguir el bien que dices desear.

El amor es la mejor goma de borrar que conozco. El amor borra hasta los
recuerdos más dolorosos y profundos, porque penetra más al fondo que ninguna otra
cosa. Si tus imágenes mentales del pasado son muy fuertes y te pasas la vida
afirmando «Todo es culpa de ellos», te quedarás estancado. ¿Deseas una vida de dolor
o una vida de alegría? Mírate a los ojos, y ámate y ama a tu niño interior.

Louise L. Hay

Extraído de:
“El Poder está Dentro de Ti”
Por: Louise L. Hay
Pág. 145 a 156
Ediciones Urano
29ª edición