https://www.facebook.com/pages/Grupo-de-autoayuda/1577796695791144 Como parar la ansiedad --> Y añadir algo de CSS:

viernes, 9 de enero de 2015

Como parar la ansiedad

Como Parar la Ansiedad. La Amígdala nos puede ayudar.

Como Parar la Ansiedad. ¿ La amígdala es la culpable?

Como parar la ansiedad
La Amigadala nos protege del peligro
La amígdala es un conjunto de pequeños grupo de células, en forma de almendra ubicados en la base del cerebro. Estos pequeños racimos de células en forma de almendra son los más activos del cerebro cuando experimentamos el miedo o agresión, también son los responsables de provocar las respuestas de lucha o huida ante el peligro o para salvar la vida.

Re-entrenar la Amígdala

Los ataques de ansiedad y  pánico se producen cuando factores de estrés emocional inducen a la amígdala a creer que se encuentra en peligro inminente. Para entender mejor como parar la ansiedad, en este artículo hablaremos de:
  • Las reacciones químicas que la amígdala impone a su cuerpo cuando entra en pánico.
  • Las razones por las cuales los ataques de ansiedad se inician en la amígdala, y lo que puede hacer para mantener a su amígdala en calma y alejada de los factores que desencadenan la reacción de pánico, cuando realmente no hay nada porque temer.
  • Aunque pueda parecer difícil de creer, lo cierto es que podemos entrenar a nuestro cerebro y enseñarle como parar la ansiedad y así poder responder de una manera eficaz a los acontecimientos de la vida.

La Reacción en Cadena de la Ansiedad

La amígdala es el punto de partida para las reacciones de miedo y ansiedad. Cabe señalar que el tener ansiedad no significa que haya algo malo con la amígdala. Es necesario comprender como parar la ansiedad, y entender los cambios químicos y fisiológicos que la amígdala produce en el cuerpo cuando se dispara la ansiedad en nosotros.

Veamos estos 8 factores que desencadenan la ansiedad.

1.-Gatillo disparador – En primer lugar y por lo general hay un disparador emocional que genera ansiedad: ya sea pensamientos negativos obsesivos, algo que vemos, olemos, oímos, saboreamos, o sentimos. Tenga en cuenta que el gatillo puede estar dentro de nosotros mismos. No siempre podemos saber exactamente lo que está provocando que la ansiedad se dispare. La mente subconsciente es algo muy real.
2.-La amígdala reacciona – La amígdala reacciona ante el gatillo disparador preparándonos para luchar o huir. Los disparadores que están asociados o relacionados con experiencias pasadas producen reacciones emocionales más fuertes en la amígdala, que (además de ser responsable de la lucha o de huida) también se cree que regula el almacenamiento de la memoria a largo plazo, lo cual refuerza las emociones (asocia) con el evento recordado.
3.-Generar adrenalina – cuando nos preparamos para luchar o huir, la glándula suprarrenal segrega adrenalina por el torrente sanguíneo. La adrenalina hace que todos los procesos corporales se aceleren.
4.-Azúcar en la Sangre – La adrenalina liberada tiene un efecto secundario, aumenta los niveles de azúcar en la sangre. El azúcar en la sangre está disponible por así decirlo para los músculos y se convertir en potente energía para reaccionar y huir del peligro.
5.-Entrar en acción –cuando nos sacudimos y entramos en acción por la zozobra o el inminente peligro, la sangre es impulsada hacia las extremidades ocasionando una sobre carga de energía extra en el cuerpo. Energía necesaria para poder reaccionar.
6.-Centro del corazón – La adrenalina aumenta la frecuencia cardíaca, enviando sangre adicional para soportar la reacción del cuerpo.
7.-Enrojecimiento – La sangre adicional empujada desde el corazón hacia los músculos que no es utilizada se muestra como un enrojecimiento en la cara, el cuello, los brazos y / o en el pecho.
8.-Aceleración de la frecuencia respiratoria – A medida que sube su ritmo cardíaco, los pulmones tienen que trabajar más rápido para asegurarse de que la sangre que circula por el cuerpo se suministra con suficiente oxígeno.
9.-Dolor en el pecho – los pulmones y el corazón van esforzarse más de lo normal, lo que puede ocasionar dolor en el pecho.
Como puede ver la amígdala simplemente lo único que quiere es mantenernos a salvo. Estos procesos están diseñados específicamente para mantenernos con vida y alejarnos del peligro. Pero qué pasa cuando reaccionamos continuamente de forma exagerada y no hay peligro, pues esto se convierte en un típico trastorno de ansiedad.
Y aquí surge una pregunta, ¿Por qué la amígdala funciona de forma tan exagerada en las personas que padecen ansiedad? Para responder adecuadamente, tenemos que revisar diversas teorías que han surgido acerca de como parar la ansiedad, y la causa raíz de los trastornos de ansiedad.

¿Es la amígdala la culpable?

Como Parar la Ansiedad
La Amígdala, nos mantiene a salvo del peligro.
Aunque la amígdala es responsable de desencadenar los síntomas anteriores, la razón por la cual la amígdala se vuelve más activa en personas con ansiedad, es porque estas personas tienen creencias y pensamientos irracionales y recuerdos negativos y los asocian a eventos presentes. Sin embargo, hay varias teorías en cuanto a por qué se producen los trastornos de ansiedad:
Teoría 1: a largo plazo el estrés provoca cambios químicos en el cerebro. Los estudios indican que las personas que han experimentado estrés por largos periodos de tiempo, desarrollan desequilibrios químicos notables. Es probable que estos desequilibrios químicos sean los responsables de la reacción de la amígdala.
Teoría 2: Los trastornos psíquicos y psicológicos causan cambios físicos en el cerebro. Los trastornos de ansiedad, trastornos psicológicos como la depresión y la bipolaridad, pueden tener el efecto de desplazar la estructura física del cerebro (principalmente las regiones que regulan el estado de ánimo). Es posible que la amígdala se vuelva más débil o más sensible, debido a las contantes reacciones a que es sometida.
Teoría 3: La ansiedad es heredada. Hay estudios que demuestran que varios trastornos de ansiedad se transmiten a través de los genes. Aquí hay que señalar que, si bien se ha dicho que si uno o los dos padres con un trastorno de ansiedad y no saben como parar la ansiedad, podría aumentar la probabilidad de tener trastornos similares en su descendencia. También es posible que el tener padres con un trastorno de ansiedad puede predisponer a los hijos a la ansiedad debido a la entorno de alta ansiedad en el que crecen. Por otro lado, no todos los que llevan el gen desarrollarán la ansiedad.
La línea de fondo para la amígdala es que, si bien desempeña un papel fundamental en hacernos entrar en pánico, no es el principal causante de la ansiedad. Más bien se encuentra relacionada en gran parte con las experiencias de la vida, que recrean recuerdos y memorias que la amígdala toma para reaccionar ante el pánico.

¿Es posible entrenar la amígdala y enseñarle como parar la ansiedad?

Debe saber que la amígdala no es una parte “pensante” de su cerebro, funciona más bien como un acto-reflejo. El papel de la amígdala no es averiguar por qué tiene miedo, sino prepararlo para alzar el vuelo ante el peligro. Peligro que es asociado con las memorias y malos recuerdos de su pasado que apoyan la reacción de lucha o huida.
Por esta razón, cuando la amígdala ya ha sido activada, no le importa mucho si la mente racional está diciendo que no hay peligro real: ha reaccionado porque otras partes del cerebro creen que existe el peligro.
Se ha sugerido que una manera de “entrenar” su amígdala es a través de un proceso llamado “exposición progresiva al miedo.” La teoría detrás de esto es que la amígdala (al igual que un perro) no puede ser entrenada a través de explicaciones lógicas o razonamientos, se ha visto que la mejor manera para entrenarla es a través de la simple repetición y exposición.
Exponerse repetidamente a los disparadores o catalizadores de la ansiedad, para poderle así “enseñar “a la amígdala que nada malo ocurre a causa de esta exposición, es posible que la amígdala “aprenda” y se detenga por completo ante la reacción de lucha como respuesta a ese gatillo emocional en particular.

Podemos aprender como parar la ansiedad y sus síntomas.

A pesar de que no la vemos ni la sentimos, podemos ayudar a ese pequeño pedacito, en forma de almendra de su cerebro a aprender como parar la ansiedad y estar más calmado y tranquilo, cuando sintamos que está trabajando horas extras. El cuidado del cuerpo y la mente es el primer paso a tener en cuenta. Una vez hecho esto estará mejor preparado para hacer frente a los factores de estrés en su vida. Lo mejor es practicar y entrenar la amígdala y dejar de reaccionar a los estímulos no amenazantes que producen ansiedad