https://www.facebook.com/pages/Grupo-de-autoayuda/1577796695791144 EN BÚSQUEDA DE UNO MISMO --> Y añadir algo de CSS:

martes, 17 de febrero de 2015

EN BÚSQUEDA DE UNO MISMO



 Muchas veces se nos dijo que somos únicos irrepetibles, nos pareció realmente sorprendente; pero en seguida olvidamos lo bueno que era, para empeñarnos a ser iguales a los demás , a actuar según las expectativas de otros y así  fuimos ahogando nuestra singularidad. 

A lo largo de la vida vamos representando distintos roles a los que nos aferramos como tabla de salvación para construir nuestra identidad .Nos vamos poniendo una máscara como una coraza para relacionarnos con los demás, para que el otro  no descubra nuestras debilidades .

El problema surge cuando esta máscara comienza hacerse rígida. , pasando a ser parte de nosotros mismos y no somos capaces de ser  más de lo que nos impone la sociedad, impidiéndonos encontrarnos con nuestros auténticas necesidades y sentimientos.

 Si queremos transitar por un camino que no haga sentir más felices, vivir la vida en plenitud tenemos que reencontrarnos con nosotros mismos, auto conocernos. Esto, que parece sencillo de lograr en realidad no lo es, ya que enseguida nos invade el miedo a decepcionarnos de nosotros mismos ,de  que lo que somos este lejos de lo que deseamos ser. Es ahí donde empezamos a extremar nuestras defensas utilizando diversos mecanismos:

Represión: mediante este mecanismo de defensa excluimos de la conciencia: ideas, sentimientos, recuerdos que no podemos aceptar, o son dolorosos para nosotros.

Racionalización: Buscamos excusas convincentes para tapar el verdadero motivo que nos ha llevado a actuar de determinada manera.

Negación o inversión: No aceptamos las cosas como son, desconociéndolas o convirtiendo un sentimiento en el opuesto.

Proyección: cuando las emociones, sentimientos nos resultan inaceptables se la atribuimos a los otros.

Aislamiento: separamos la emoción del hecho o acontecimiento.

Automatismo: efectuamos acciones sin pensar en ellas.

En este trabajo de auto conocimiento tenemos que preguntarnos acerca de nuestras necesidades, deseos, sueños; ser consciente de nuestras emociones y sus efectos; reconocer nuestras debilidades y fortalezas; examinar nuestra escala de valores; repensar nuestra visión del mundo y de la vida. 

En esta búsqueda vamos a encontrar partes del yo más accesibles  cualidades y defectos que aparecen de inmediato, pero otra parte esta mas oculta reprimida que apenas tiende a salir es acallada .por normas socioculturales que incorporamos en el transcurso de nuestra vida.

 Como sucede en la naturaleza el hombre tiene una energía constructiva y otra destructiva, reconocer nuestros aspectos negativos sin negarlos o proyectarlos en el otro nos permitirá dominarlos, superarlos, encontrar un equilibrio personal. También tenemos que saber que en nuestra personalidad existen partes del otro sexo, elementos femeninos en el varón y masculinos en la mujer que surgieron por identificación con el progenitor del sexo opuesto.

 No debemos negarlos; aceptarlos como parte de nuestro ser nos enriquece permitiéndonos desarrollar una personalidad más completa, logrando una mejor empatía con el otro sexo.

 A veces esta necesidad de encontrarnos con nosotros mismos surge  por decisión personal , por tomar consciencia de su importancia para elaborar nuestro proyecto de vida; otras veces se produce en  un momento de crisis ,manifestándose en forma de angustia depresión, problemas que nos sacan de la seguridad en la cual nos refugiamos, para cuestionarnos los cimientos de nuestra propia existencia.

A pesar que el autoconocimiento se nos presente como un camino difícil, no debemos desalentarnos porque corremos el riesgo de vivir en una mentira Pensemos en cuanta energía estamos perdiendo en tratar de ser una persona que no somos , sin sentirnos satisfechos , ni felices .Merece la pena dejar la falsa seguridad prestada, para conquistar la verdad de quienes somos.

                                                                                       Psicóloga Nancy B. Puzzi