https://www.facebook.com/pages/Grupo-de-autoayuda/1577796695791144 Claves para ser feliz --> Y añadir algo de CSS:

domingo, 25 de enero de 2015

Claves para ser feliz


Autoconocerse:

 Muchas veces con el objetivo de lograr una identidad agradable a los demás nos ponemos una máscara que poco a poco se va convirtiendo en parte de nosotros mismos y va tapando nuestro verdadero yo. Tenemos que deshacernos de ella y afrontar la verdad de quienes somos,  que sentimos y que deseamos .Conocer nuestras potencialidades, pero también nuestras limitaciones .

Descubrir nuestros aspectos positivos, pero también nuestro lado oscuro, aquellas partes de nuestro yo  que  por ser negativas  nos resultan inaceptables  y que sin darnos cuenta las proyectamos en los otros. Sólo si somos capaces de integrar las contradicciones que viven en nuestro interior, podemos tener una existencia auténtica.

-Aceptarse y atreverse a ser uno mismo

 Aceptarnos y querernos incondicionalmente a pesar de nuestros defectos y errores nos animará  a mostrarnos tal cual somos sin limitarnos por lo que piensen los demás, sin atenernos a modelos socioculturalmente preestablecidos. 

Es importante que actuemos consecuentemente con nuestro interior, sin necesitar la aprobación de nadie ya que tenemos la más importante: la propia .No temamos ser diferentes a los otros, ser único e irrepetible es lo que nos hace valiosos.

-Liberarse de los miedos:

 Es difícil liberarse de los miedos más profundos, puesto que se basan en creencias muy arraigadas en nuestra personalidad .No solo tenemos miedo a lo negativo, sino también se teme al éxito, a la felicidad;  muchas veces nos autoboicoteamos y terminamos con nuestros proyectos  antes de hacerlos posibles .Tener miedos es natural lo importante es enfrentarlos y vencerlos,  actuar a pesar de los mismos.

-Replantearse  el proyecto de vida

 Habiendo determinado quienes somos, podemos proyectarnos hacia lo que queremos ser, lo que queremos lograr,  en todos  los aspectos de la vida: afectivo, laboral sociocultural. Para esto podemos necesitar  hacer algunas elecciones nuevas, atrevernos a tomar decisiones, fijarnos metas a corto y a largo plazo. Dar lo mejor de nosotros mismos, sin dejarnos vencer por los fracasos , sino disponernos a aprender de ellos y superar los obstáculos .También  tenemos que planificar nuestro tiempo libre poniendo en la agenda actividades que realmente nos gusten que nos hacen sentir bien, así como también intentar cosas nuevas. No las posterguemos siempre para mañana,  para cuando “todo sea perfecto “, disfrutémoslas hoy.

-Establecer relaciones óptimas con los demás

  Nacimos para vivir con otros, convivamos en armonía, para lograrlo lo fundamental es el respeto  Al relacionarnos con los demás es muy importante conservar nuestro yo, nuestra personalidad, no nos dejemos manipular o avasallar por los otros, digamos no, si lo deseamos, alejémonos si es necesario. Pero no nos enredemos en confrontaciones, en rencores inútiles, nos restan energías que podemos dedicar a las relaciones que son verdaderamente importantes para nosotros. Abramos nuestro corazón a quienes nos quieren de verdad, disfrutemos de su compañía, tengamos siempre  presente que el diálogo abierto y sincero  enriquece permitiendo el crecimiento de la relación.

-Aprender a disfrutar de la vida

Debido al ritmo vertiginoso de la vida actual con frecuencia  se nos hace difícil detenernos y disfrutar de nosotros y del mundo que nos rodea. Vivir siempre para el futuro , hace que nuestro presente pase desapercibido , haciéndonos sentir una sensación de vacío Debemos parar y concentrarnos en lo que vemos , en lo que hacemos , en lo que sentimos , en el entorno; la atención  refuerza la presencia de las cosas  , le da intensidad a la vez que nos  permite tomar conciencia de nuestro propio vivir. Aprendamos a valorar los pequeños placeres cotidianos: una salida con nuestra pareja,  un juego con nuestros hijos, reuniones con amigos, observar la naturaleza.

 Recordemos que la felicidad no es la meta, sino el camino, un camino que debemos disfrutar con los cinco sentidos.          
                                                                                             psicóloga Nancy B Puzzi