https://www.facebook.com/pages/Grupo-de-autoayuda/1577796695791144 LOS TRASTORNOS DE ANSIEDAD NO SON ENFERMEDADES MENTALES --> Y añadir algo de CSS:

martes, 16 de febrero de 2016

LOS TRASTORNOS DE ANSIEDAD NO SON ENFERMEDADES MENTALES

LA ANSIEDADES NO SON ENFERMEDADES MENTALES

Los desórdenes de ansiedad y los ataques de pánico NO SON ENFERMEDADES MENTALES (son condiciones de comportamiento), están causados por un pequeño cambio en la manera en la que el cerebro maneja las señales de ansiedad que recibe de los órganos sensoriales.

El 'interruptor de la ansiedad', (la Amígdala), puede estar 'encendido ON' o 'apagado OFF'; cuando el interruptor está apagado puede ser activado sólo por un peligro real, cuando se queda 'enganchado en on' puede producir síntomas de ansiedad, ataques de pánico, TOC, DEPT y fobias.

Los síntomas del desorden de ansiedad son tan reales y tan aterradores que pueden asustarnos y hacernos temer la ansiedad y los ataques de pánico. No me gustan los términos 'trastorno de ansiedad' o 'trastorno de pánico', el incremento de su ansiedad no es en realidad un trastorno (la palabra trastorno sugiere enfermedad, los ataques de pánico y la ansiedad ¡NO son enfermedades!)

La Amígdala se ha 're-programado' en un nivel de 'descanso' de la ansiedad más elevado y es esto lo que causa su afección, ya sea Trastorno de Ansiedad General, Ataques de Pánico, TOC, DEPT o fobias.

Esta 're-programación' se lleva a cabo a través de un proceso llamado Condicionamiento Operante – es el mismo proceso que se realiza cuando aprende alguna actividad nueva – como conducir o tocar un instrumento – es el aprendizaje a través de la repetición.

Un experimento famoso es el mejor ejemplo del condicionamiento operante - se llama el experimento de Pavlov.

El científico sonaba una campana al alimentar a sus perros. Eventualmente, logró provocar saliva en la boca de los perros por sonar la campana nada más… el poder de sugerir y del condicionamiento es fuertísimo y los perros habían desarrollado un vínculo mental entre CAMPANA y COMIDA. La campana comunicaba directamente con la mente subconsciente de los perros ¡para provocar una reacción física! Parece la reacción de alguién al decirles que coman un limón. Aunque no haya limón en frente, la sugerencia basta para provacar saliva en la boca.